Lidermind_Banner superior 2017
DUCSA 2017 (TEXACO)
DUCSA 2017 (ANCAP)


Nota enviada por UTFU: Tiempos modernos

Nota enviada por UTFU: Tiempos modernos

Estimados lectores, socios o no de nuestra institución, es con renovado gusto que volvemos a contactarnos con ustedes desde las páginas de la revista señera del transporte.

Sin lugar a dudas ha pasado mucho desde la última aparición, corto o largo, según el cristal con el que se mire. Este medio de comunicación de vital importancia para los transportistas nos permite acercarnos para darles nuestra visión sobre los diversos temas que se van procesando en el transporte de cargas del Uruguay.  

Nuevos tiempos de mayores controles tecnológicos harán del transporte una suerte de instrumento de trazabilidad de las cargas y la producción del país, de allí que deberemos estar atentos y aggiornados a esta realidad.

Atrás quedarán las discusiones sobre lo conveniente, o lo oportuno o no de estas medidas. Nos referimos a la guía de cargas en este caso. Esta guía que fuera solicitada por los transportistas hace ya quince años -tal vez en otro tiempo y en otro formato-, apuntaba más o menos a lo mismo que se pide hoy, una suerte de búsqueda de transparencia de las empresas en el ámbito de la competencia por las cargas y sus precios: la famosa profesionalización del transporte.

Precios cada vez más bajos en la contratación de fletes no permiten trabajar normalmente a quienes aportan sus compromisos como se debe. Esta incertidumbre a la hora de hacer respetar las tarifas se da de bruces con la complicidad y abuso de los cargadores, quienes conspirando y especulando con firmas que tienen notorios vicios de irregularidad, viajan a precios ilógicos para la realidad del mercado.

Esto que ha sido denunciado por parte de las gremiales empresariales, ha encontrado eco en un Estado que tuvo problemas a la hora de controlar y no supo -muchas veces- como fiscalizar, por lo que la medida perdía efecto y solo una parte del control era efectiva. 

Hoy comienzan a cambiar algunas cosas y no solo por causa de la guía de cargas. Ésta está cada vez más cerca de ponerse en marcha ya que las demandas de los transportistas están siendo cumplidas con el registro de cargadores y la corresponsabilidad de los mismos. Ya se firmaron los decretos, solo falta el fortalecimiento del Órgano de Control que ya está en marcha. 

Los cambios son producto de las nuevas formas de fiscalización por parte del gobierno, quien anunciara públicamente su estrategia de ir hacia una tecnificación de sus trámites al 100% -al menos comenzando a fines del presente año-. La visión es clara, se busca eficiencia en el Estado, para que a su vez esa información sirva de elemento de fiscalización y cruzamiento de datos de las empresas, por lo que estimamos que el cerco a la informalidad está cada vez más cerca. La frutilla de la torta parece ser la facturación electrónica y todo lo que conlleva la misma.

Ahora bien, qué pasa con las pequeñas empresas de uno o dos camiones que no tienen niveles de facturación elevados y que quedan muchas veces fuera del ruedo en los beneficios para el sector que se otorgan por parte del Estado. Serían varios los que no acceden, pequeños propietarios de camiones, los que además quedan igualados en las obligaciones con las grandes empresas, y si a esto le sumamos que prácticamente la totalidad de ellos andan arriba de sus unidades, se multiplican los problemas que para el resto de las transportistas son banales y simples ya que disponen de personal para resolverlos.

Estas son pequeñeces para muchos actores de la vida cotidiana como funcionarios públicos o agentes de cuerpos inspectivos y otros, ya que se les dificulta creer que en estos tiempos no utilicen una computadora o tengan una encima para resolver estos asuntos. La verdad es que no la tienen, no la saben o no la pueden utilizar, si acaso usan el celular o están a tope con el WhatsApp y el Facebook por ejemplo, pero de lo otro nada. De ahí que tendrán que capacitarse o buscar medios alternativos para los nuevos mecanismos de facturación, etc., y ese es uno de los desafíos más importantes que tienen por delante.

La coyuntura de trabajo es y será un tema de permanente tratamiento entre transportistas, de que sobran camiones, que está el 40% o más de la flota parada, que las condiciones de cargas, todos temas que estamos abordando en la gremial sin descuidar los que mencionamos anteriormente. 

No les parece que es hora de tomarnos un rato para reflexionar y trabajar con colegas para mejorar nuestras condiciones, sin importar el tamaño de empresa que seamos, pues uno necesita del otro para sobrevivir en un medio cada día más complejo. Como el título de la película del inolvidable Charles Chaplin, “Tiempos Modernos”, y ahora se vienen en el transporte.

Hasta la próxima amigos y les recordamos que pasen por la institución para hacer los planteos de las distintas problemáticas. Estamos para recibirlos.

Comisión Directiva

De acuerdo a lo informado por el Director Nacional de Transporte, pasamos a detallar las resoluciones tomadas respecto a los siguientes casos: 

• Multas de contenedores: Las multas efectuadas a los contenedores precintados de origen no serán tomadas en cuenta. La empresa deberá corroborar que en la contravención se marque que es un contenedor precintado. A su vez, se debe presentar Orden de trabajo y pesada de Puertos para realizar el descargo. 

• Multas por falta de cubiertas auxiliares: La Dirección Nacional de Transporte no multará a las empresas que tengan una sola cubierta auxiliar en el camión, siempre que la misma sea igual al resto de las cubiertas del vehículo. 

 


YerbaSara_Protagonistas