• Inicio
  • Nacionales
  • Entrevista a Miguel Falero: “Hoy está todo digitalizado pero los tiempos para cruzar la frontera son los mismos”
Nacionales

Entrevista a Miguel Falero: “Hoy está todo digitalizado pero los tiempos para cruzar la frontera son los mismos”


24.05.2019
Entrevista a Miguel Falero: “Hoy está todo digitalizado pero los tiempos para cruzar la frontera son los mismos”

La empresa Falero cuenta con 90 años de actividad; sus inicios en el departamento de San José se vinculan al transporte de leche. En el año 1963, incursionó en el rubro de refrigerados y desde hace algunos años el transporte de contenedores y granos pasó a ser parte de los servicios ofrecidos por la empresa.

En mayo la empresa cumple dos años que se dividió, “Falero Hermanos” quedó con el transporte de leche, granos y contenedores, y la otra parte, “Falero Cargo” está dirigida por Alejandra y Miguel Falero y se especializa en el transporte de refrigerados y congelados.

Para conocer más de esta última empresa, entrevistamos a Miguel Falero.

¿Qué ha cambiado para el cliente desde que dividieron la empresa?
En realidad para el trabajo nuestro y la relación con el cliente nada cambió, porque yo ya era el nexo con los clientes de refrigerados junto con mi hermana. Para el cliente es lo mismo; son los mismos camiones, choferes y contactos. La división nos permitió estar más enfocados en los refrigerados y congelados.

¿Cómo está compuesta la empresa y a qué países cumplen servicios?
Contamos con 13 camiones; estamos enfocados en renovar no en crecer en cantidad de unidades; a fines del año pasado renovamos el último equipo viejo, adquirimos un camión 0 km con su equipo nuevo.

En nuestro caso sólo hacemos transporte internacional; el mercado más importante es Brasil, en menor medida Chile y Argentina muy poco.

Hace poco sacamos nuevamente el permiso a Paraguay, lo habíamos abandonado por un tema de costos y ahora lo hemos retomado porque nos han llegado algunas consultas de parte de algunos clientes que no confían mucho en las empresas paraguayas.

Cuando surgió el problema de los puentes por una decisión empresarial, el mercado argentino quedó de lado, sólo hacemos cosas muy puntuales con ellos; actualmente estamos más enfocados a Brasil, desde siempre ese mercado ha sido más importante para nosotros.

¿En qué situación se encuentra el sector de transporte de refrigerados?
Desde hace tiempo viene complicado en cuanto a márgenes; está claro que si además de renovar pudiéramos crecer, lo haríamos, pero eso hoy no es viable.

Actualmente si la podés empatar está bien, desde hace cuatro o cinco años no tenemos épocas buenas y eso dificulta las cosas, pero esto es cíclico y la economía va a mejorar.

¿Qué nos puede decir sobre el transporte hacia Brasil?
Nosotros lo que más llevamos son quesos, algo de frutas, carnes y pescados, y lo que más se trae son margarinas.
El tema es que actualmente está muy complicado, Brasil tiene costos más bajos que nosotros, además hay mucha oferta de camiones refrigerados en Brasil y trabajan a unos precios muy buenos.

Para mantener los clientes hay que estar con esos números y los márgenes son muy pequeños en la actualidad.
En lo que siempre nos hemos apoyado para competir es en el trato directo con el cliente, acá se habla de frente con nosotros, si el cliente quiere saber algo de su mercadería me llama directamente a mí. Esa es la ventaja de una empresa pequeña frente a una brasilera de 300 o 400 camiones donde un cliente en ocasiones no sabe dónde está su mercadería.

Chile fue otro mercado importante para el sector, ¿cómo se encuentra en la actualidad?
Chile es otro mercado que trabaja con precios más bajos porque tienen menos costos que nosotros; no estoy diciendo nada nuevo, Uruguay es un país de costos altos, desde ir al supermercado hasta tener una empresa de transporte.

Antiguamente, la mayoría del transporte con Chile la hacían empresas uruguayas, pero a lo largo del tiempo hemos ido perdiendo competitividad y proporcionalmente, cantidad de cargas; eso se repite con otros mercados.

¿Mejoraron los cruces en la frontera?
El tema de los cruces sigue siendo igual, es increíble, actualmente cargamos toda la información del camión en la página de Aduanas; antes de que el camión salga ya está todo verificado ya que el mismo sistema nos controla, hay que tener Banco de Seguros, BPS, DGI al día; se supone que uno al llegar a la frontera con el camión lo único que tiene que hacer es cruzar, pero no es así.

Un camión que llega hoy a la frontera con Brasil a primera hora, queda liberado al otro día a última hora; con Argentina si bien se libera en el día, si llegás a primera hora podés cruzar recién a última hora.
Antes había que llenar unos papeles con máquinas de escribir, hoy está todo digitalizado pero los tiempos para cruzar la frontera son los mismos. Las oficinas uruguayas funcionan muy bien, pero para llegar al otro lado te demoran, en las fronteras integradas es difícil saber dónde se demora ya que están todos los organismos en un mismo lugar.

En el Chuy, por ejemplo, donde la frontera uruguaya es de un lado y del otro está la brasilera, en una hora y media cruzan al otro lado y ahí la demora es del otro lado. Esos son costos que tenemos que asumir, porque aunque el camión esté parado el chofer está ganando, y al tener equipos de frío estamos gastando combustible para conservar la mercadería.

¿Es viable las cargas consolidadas en el transporte de refrigerados o congelados?
De momento no hay oportunidad de negocio, nosotros no lo hacemos y creo que ninguna empresa de refrigerados o congelados lo hace; es difícil transportar productos de las mismas características que requieran iguales temperaturas. Si bien se pueden poner separadores en las cámaras para lograr temperaturas distintas, es muy difícil.
Por lo general en nuestro rubro se transportan cargas completas que se cargan en un depósito y van a otro depósito; después es el cliente que va sacando la mercadería a medida que la va necesitando.

¿Qué nos puede decir sobre las nuevas instalaciones de Falero Cargo?
Estamos culminando la obra de nuestra empresa que está sobre la misma ruta 11 a 400 metros de donde estábamos; contamos con oficinas, el predio para guardar los camiones y galpón para atender las unidades, ya que le damos mucha importancia al mantenimiento preventivo. Contamos con un programa que nos va indicando todo lo que tenemos que hacer en las unidades.