Lidermind_Banner superior 2017
DUCSA 2017 (TEXACO)
DUCSA 2017 (ANCAP)


JUAN SALGADO: “CUTCSA es una gran empresa familiar con orden y disciplina”

JUAN SALGADO: “CUTCSA es una gran empresa familiar con orden y disciplina”

Con 17 años comenzaría un derrotero que lo llevaría a trabajar en CUTCSA como mandadero, en los talleres y la administración, siguiendo los pasos de su padre que trabajó toda su vida en la empresa. Más tarde sería guarda, conductor y conductor cobrador en la inter, tras el volante de los Ranger y los micros Montevideano. Hoy, ya como presidente de la empresa de transporte capitalino más importante, en el piso 25 de una de las torres del Nuevocentro, dialogamos con él sobre la firma y los temas que le importan al sector. 

¿El transporte de pasajeros está en crisis?

El transporte está pasando un periodo de crisis, sin duda, con una pérdida constante de pasajes en estos últimos años, donde algunos de esos boletos no son pérdidas coyunturales, no son del momento. Esa es la gente que decide pasarse al auto, la moto, la bicicleta o va caminando. 

El transporte compite en precio con el que va en auto, moto o con quien camina. Por calidad compite con la gente que deja de usar el transporte por distintos motivos y se pasa a un auto. En algún momento la pérdida de venta de boletos estructural fue la ida de gente para el exterior, ese viaje desaparecía. 

El otro tema que se revierte porque acompaña los números es el aumento o la disminución del empleo, somos muy sensibles a eso, cuando anuncian de que el desempleo aumenta, seguramente la venta de boletos bajará.

El primer motivo alejado del resto por el que se toma el ómnibus es para ir a trabajar, el segundo es para ir a estudiar y después vienen todos los demás.

¿Por qué no logra ser atractivo el ómnibus para quienes usan el auto, como si sucede en otras ciudades del mundo? 

Las autoridades de alguna manera tienen que identificar -lo que se ha sucedido en todas las ciudades del mundo, donde es el gran problema- la solución para el tema de la movilidad, hay que darle movilidad y velocidad al transporte. 

Hay ciudades que por el potencial económico pueden poner a funcionar subtes, trenes de cercanía elevados, obras de infraestructuras de un costo importante.

El BRT aparece como una alternativa de las más económicas para esas ciudades que tienen que solucionar el tema de la fluidez del transporte. Como una forma de darle velocidad al transporte, de no entreverar el transporte colectivo con el auto, de priorizar ese transporte colectivo. Además el transporte se entrevera con otro problema que es el tema medioambiental.

El objetivo fundamental es que el tiempo de viaje sea menor entre origen y destino.

En Montevideo contamos con corredores, terminales de trasbordo y el ómnibus cada vez es más lento, ¿cuál es el problema?

El problema es que lamentablemente acá ese concepto de vías exclusivas, de canalizaciones o de hacer corredores no se ha aplicado de la forma de poder desarrollar el potencial que tiene. En primer lugar porque empezamos por el último lugar geográfico de Montevideo que había que hacerlo, empezamos en Garzón.

Para empezar el lugar es Avenida Italia, como también no lo es desde Tres Cruces hasta el puente sino desde Tres Cruces hasta el peaje como un proyecto solo.

¿Qué hay que tener en cuenta para hacer un proyecto de carriles exitosos?

Para hacer un proyecto de ese tipo en primer lugar hay que ver qué condiciones geográficas tenemos. Hacer un corredor en la 9 de julio en Buenos Aires es muy fácil porque hay 8 carriles para cada lado, hacer un corredor en Montevideo es muy difícil porque no tenemos condiciones de calles anchas como para hacer este tipo de obras, por eso Avenida Italia era un buen comienzo. 

Después de ver las condiciones geográficas el tema es la definición de los tiempos, de la misma manera que el gran problema de las ciudades es la movilidad. A diferencia de cualquier otro proyecto el gran problema de solucionar los temas de movilidad en las ciudades en el mundo es el tiempo que lleva toda la parte previa a la obra. La mayor parte del tiempo que transcurre entre inicio y final se utiliza en la realización. 

En un tema de movilidad la mayor parte del tiempo está invertido, hay que utilizarlo antes de comenzar el proyecto porque son muchos los involucrados.

En una ciudad una obra de este tipo afecta a las personas pero por distintos motivos, a las distintas franjas etáreas que viven en la zona, a los comercios grandes y chicos, a la gente que viaja a esa zona en forma obligatoria porque trabaja ahí, a la gente que viaja y puede pensar que si se le complica o no se logra el objetivo de que el viaje tenga un tiempo menor decida no trasladarse más a esa zona e ir a otra. Eso provoca que el transporte también fracase, además de los comercios de esa zona.

Después que se empieza la obra hay que hacerla y hacer cumplir todas las condiciones. También y a diferencia de otros proyectos donde se necesitan mucho más técnicos e ingenieros, en estos proyectos de movilidad además se necesita muchísimo la experiencia pero la que da el comerciante, el vecino, el guarda, el chofer, el que trabaja hace 40 años en ese corredor o el que vive o el que convive, ese nos va a decir alguna cosa que quizás a algún técnico se le escapa. 

Quizás a un técnico se le escapa poner una contención en los costados de la salida de una escuela pero eso no se le escapa a un chofer a un guarda o al que tiene el kiosco en la esquina de la escuela.

¿Cómo evalúa los carriles Solo Bus en Montevideo?

La primera vía que se hizo fue en Avenida Italia, es una solución más económica que el corredor porque en este caso se pintó una franja. Ahí lo primero que nos pasó fue que nos sorprendió a todos el nivel de acatamiento y respeto del auto hacia la vía, fue mucho más de lo que todos pensábamos.

El auto respetaba esa vía más allá de que solo había una franja, en algunos casos casi borrosa. Fueron las propias autoridades las que en definitiva no le dieron fluidez a la vía porque no hicieron la discusión antes sobre los comercios, los edificios, con todos los niveles de influencia de presión que están al lado de la vía.

Las discusiones empezaron después, y ahí surgió que a determinada hora se pueda estacionar. Al final todo terminó en que la vía no tiene la fluidez que debería.

¿Cómo se mejora el tránsito por la Avenida 18 de Julio?

En primer lugar tenemos que ver las condiciones geográficas, lo primero que tenemos que ver es cuáles son las calles paralelas para poder hacer los desvíos y si en las calles paralelas podemos buscar soluciones para todo el tránsito que entra y sale.

Claramente por un lado tenemos una paralela de punta a punta, más allá de que quizás no pueda darle solución a todo el tránsito, pero del otro lado ni siquiera eso tenemos porque desde la Plaza Independencia hasta Ejido tenemos esa paralela pero después estamos complicados. 

La propia Avenida 18 de julio requiere más de una etapa con soluciones diferentes. Sea un recorrido con muchos ómnibus o varios recorridos también con muchos ómnibus va a ser inevitable porque a pesar de que la descentralización de los pagos sacó mucha gente, 18 de julio queda una zona de comercios donde mucha gente trabaja y porque además ésta apunta a la Ciudad Vieja que es donde está el grueso del centro financiero.

Tenemos un Montevideo que es como un cono, todo va hacia una punta y no es fácil resolverlo, si fuera desde el punto de vista comercial de las empresas de transporte -sin duda- a todas las empresas nos gustaría cortar en el Obelisco.

Las ideas que surgieron para esta avenida no iban a hacer desaparecer la cantidad de ómnibus que circulan de esa manera, puede ser que desaparecieran recorridos pero en algún lugar tenían que trasbordar, se tenían que preparar paradas con infraestructura techada para albergar en una hora pico a 5.000 personas. 

Lo que hay que pensar bien es que para darle velocidad al transporte éste tiene que tener su canal exclusivo, hay que buscar soluciones económicas porque los mercados no nos permiten grandes inversiones, y ahí adaptarlas primero a las costumbres e idiosincrasia de los uruguayos. 

Después hay que tener en cuenta que cada solución se adapte a cada zona de Montevideo, la solución para darle velocidad a la calle Rivera no es ni parecida a la de General Flores. 

Cada una de las arterias que tenemos requiere una solución diferente pero hay que ponerse a trabajar, la gente que termina no viajando a 18 de Julio si mañana se hace un proyecto, empieza resintiendo al comercio y termina golpeando al transporte de pasajeros.

¿Qué importancia tiene la tecnología para captar nuevos clientes?

La tecnología en lo que es la funcionalidad del transporte público y para atraer gente es buena porque también tienen que dar seguridad.

CUTCSA tienen una aplicación con 100.000 entradas mensuales donde el usuario sabe y ve el ómnibus a qué hora va a pasar por la parada. Esto no es algo teórico, es algo práctico, esto también es un tema de seguridad para el usuario, es no ir a la parada a esperar quién sabe cuánto tiempo el ómnibus si no ir en el momento que va a pasar.

¿No le llamó la atención la poca adhesión a la tarjeta electrónica?

No me llamó la atención. Uno de los motivos fundamentales para hacer esa inversión era ir quitando en forma gradual el dinero de arriba los ómnibus, lo que pasa que para eso había generar algún incentivo y comodidad para que el usuario cargara esa tarjeta en vez de pagar su boleto al personal del coche. 

Estuvimos 10 años con la tarjeta recargable pero con 30 locales en todo Montevideo para poder recargar, una década con la tarjeta disponible pero recargarla costaba lo mismo que pagar el boleto arriba del ómnibus. Estuvimos 10 años pidiendo que cambiaran esas dos condiciones y ahora en esta administración se tomaron esas dos medidas. A dos años de esta administración, hoy hay 2200 locales de las redes donde cargar y hay una diferencia de $ 4 en el transporte urbano. 

Hoy ya se está trabajando para el pago con el celular para seguir incentivando. 

En 10 años teníamos el 10%, ahora estamos en el 40% y pienso que podríamos llegar al 70% de usuarios que paguen su boleto con la tarjeta, y ese sería el ideal. 

La gente reacciona si se le dan incentivos y comodidad, hay que dárselos, yo creo que vamos en ese camino.

SOBRE CUTCSA

¿Cómo se encuentra CUTCSA en el año de su 80 aniversario?

En primer lugar convive con la misma crisis que vive todo el sistema, lo que la experiencia nos ha dado por otras crisis que ya hemos vivido últimamente es que éstas se pueden superar estando lo más ordenado posible. 

La crisis se pueden pasar con mucho sacrificio, como más o menos dolor, con más o menos problemas, pero se pueden superar en la medida de que la empresa esté sana internamente. Lo que es muy difícil superar es una crisis coyuntural de todo el sistema con una crisis interna, esa es la peor ecuación.

Cutcsa está internamente en una situación ordenada, del punto de vista comercial, financiero y como empresa es eficiente, no lo digo yo, lo dicen los mismos que en algún momento también hicieron los informes con auditorias multinacionales, no con auditorias caseras que dijeron en algún momento de que CUTCSA fuera una empresa en marcha. 

Esos mismos hoy dicen que CUTCSA es una empresa eficiente que está muy ajustada en todos sus costos y que ha tomado todas las medidas que pudo haber tomado, hasta en los momentos en que el mercado no caía, para estar preparada para momentos de caída. Las políticas anticíclicas son buenas en los países y son buenísimas en las empresas, hay que hacer ajustes y tener todo ordenado cuando no hay indicios de que no hay crisis y eso es ser una empresa eficiente.

Cutcsa lucha contra la crisis normal del sector pero es sana internamente.

¿Cómo está el tema de renovación de flota?

Uno de los elementos para decir que la empresa está sana es tener la herramienta de trabajo en condiciones, hoy CUTCSA tiene la flota más moderna de su toda historia, en estos momentos el coche más antiguo es del año 2000.

Otro tema en la herramienta de trabajo fundamental es que en CUTCSA en algún momento hubo 5 marcas con 6 o 7 modelos diferentes que es como si fuera una marca  diferente, nosotros hoy unificamos las unidades. Por lo tanto la eficiencia que eso tiene económicamente para tener stock de repuestos, para tener un taller eficiente, es impresionante.

El objetivo que tenemos es lograr que las empresas de transporte debieran tener una renovación constante y en forma gradual. Nosotros en el año 2000 renovamos unidades de la década del 60. El ideal sería renovar un 10% al año, lo que permite que a lo largo de los años tengamos unidades más nuevas, así el esfuerzo nunca va a ser tan grande. La gradualidad va a ser fundamental.   

Más allá de la unificación de marca y carrocería, ¿se puede llegar a contar con diferentes tipos de ómnibus en la flota de CUTCSA?

Una cosa es unificar marcas y otra cosa es unificar el tamaño de las unidades, yo creo que  hay que ver en algunas zonas donde puedan convivir ómnibus más cortos, más chicos, con unidades convencionales.

Para que puedan convivir en el tránsito de Montevideo unidades más grandes hay que hacer obras de movilidad y de ingeniería en el tránsito, hoy no es posible porque la experiencia ya la tuvimos.

¿Cómo llegó CUTCSA a tener participación en el Nuevocentro?

Esto era algo casi imposible de pensar, que en los viejos galpones de CUTCSA se pudiera hacer algún otro emprendimiento. Lo que hicimos fue aferrarnos a alguna idea que tuvieron aquellos fundadores que empezaron a comprar terrenos de 200 metros.

Este lugar es el centro geográfico de Montevideo y con las avenidas que pasan era el mejor lugar para hacer cualquier tipo de emprendimiento.

Toda esta zona está cambiando radicalmente, todos los servicios están llegando y creo que en 10 años esta zona va a ser irreconocible.

Buscar un emprendimiento no era fácil, pero además era mucho más difícil por el momento de crisis que estábamos viviendo, porque allí sí había una crisis en CUTCSA.

Voy a decir algo para que se queden tranquilos muchos que están nerviosos por como se hizo esto, negocios con dinero yo he visto hacer muchísimos y es lo más fácil que hay porque hay que tener el dinero para hacerlos, nada más. Ahora negocios sin dinero hay que tener mucha imaginación, y para CUTCSA esto fue un negocio sin dinero.

Teníamos el 100 % de este lugar, si se montaba algo arriba de ese lugar se pasaba una cuenta y CUTCSA pasaba a tener un porcentaje menor de un lugar ya con un proyecto arriba. Eso que parece tan fácil no era tan fácil pensarlo y nos permite tener un porcentaje de este emprendimiento.

¿Qué significa Nuevocentro para CUTCSA?

Es la diversificación de no solo depender de la venta de boletos. En el mundo hay una tendencia, en lugares no tan lejanos, donde hay posibilidades de que los operadores además tengan como incorporados que hay toda una parte de locales de ventas, de negocios hasta inmobiliarios que son los ingresos extra tarifarios.

Las empresas de alguna manera también se nutren de esos ingresos, es bueno para la gente que la empresa tenga otros ingresos porque en definitiva eso nos fortalece.

En las empresas de transporte nunca hay recursos vivos para llevar adelante, tienen que tener valor agregado y en nuestro caso era el lugar, y el otro valor agregado es que donde va el ómnibus hay gente, que es lo que quiere el comercio, el transporte tiene que vender ese valor agregado de la gente y tiene que participar.

Eso lo que nos marcó es que es posible y podemos hacerlo, esta no es una empresa donde deciden tres dueños, esta es una empresa que tiene 4800 dueños, donde todo se decide en asambleas.

Este es un emprendimiento espectacular que superó todas las expectativas, pero para poder hacer otro hay que estar muy seguros, es preferible esperar pero hay que estar muy atentos. 

¿Cuál es el valor fundamental de CUTCSA?

El valor fundamental que tiene esta empresa es que es dirigida por transportistas, no viene a dirigir esta empresa un técnico de afuera, y cuando quisieron intentar hacerlo en definitiva no funcionó. 

Acá se respeta mucho, tenemos técnicos, ingenieros, contadores, abogados,  médicos, y nos apoyamos mucho pero los que tomamos las decisiones somos transportistas. 

Hoy en el directorio todos los que están son gente que trabajó de guarda o de conductor o conductor-cobrador hasta el día que entró a ocupar otro puesto en la empresa que es el de director o el cargo que sea.

En general somos gente que sentimos a la empresa desde nuestra niñez, eso es un capital enorme y más para los tiempos difíciles. CUTCSA es una gran empresa familiar con orden y disciplina. 

 


YerbaSara_Protagonistas